ESPIRITU de los PROCESSOS

Un trabajo de despertó para desarrollar presencia y consciencia

Los procesos que estoy manejando son encuadres privilegiados de tiempo y espacio, especie de laboratorios para buscar e investigar acerca de nuestra condición humana.
Son diferentes métodos inspirados en las grandes tradiciones espirituales de la humanidad, adaptados a nuestros tiempos, para apoyar el proceso de transformación individual a través del desarrollo de la consciencia – herramientas preciosas que pueden tener un verdadero impacto en nuestra realidad cotidiana.

No existen píldoras mágicas que realmente puedan hacer por nosotros el trabajo de despertar y volvernos conscientes; pero ciertamente existe algo mágico cuando nos reunimos por un tiempo, compartiendo nuestros esfuerzos con los otros, para encontrar soluciones que ayudan a acedar a lo mejor de nosotros mismo.

Desde nuestro centro silencioso e invisible, hay una corriente de energía vital que nos apoya desde el interior hacia afuera – podemos llamarla la esencia, el ser, el alma.
Entre más estamos conectados con consciencia a esta realidad, estaremos más arraigados, más tranquilo, más fuerte y vulnerable en el mismo tiempo, más centrado y más energético en nuestro cuerpo, nuestro corazón y nuestro espíritu.

Así  más sencillo será que nuestro increíble potencial individual evolucione, conectado a fuerzas superiores, más grandes que nosotros, desde las que venimos y hacia las que regresaremos cuando nuestro sentido como humanos se haya alcanzado.
La realidad de nuestra vida cotidiana tiene su constante movimiento de acciones, pensamientos, emociones con el pasar de los días y los años. La sola acción de la superficie nos llevará a una actividad que puede terminar en caos y agotamiento si no está conectada con su centro, el espacio para el descanso y los recursos.
La periferia y su centro son una sola realidad, de la misma manera que la personalidad/ego y el ser/alma necesitan actuar en armonía.

Es esto lo que inspira mi vida personal y todos los procesos grupales que estoy ofrendo aquí en México y en Canadá donde ya vivo – un camino para aprender a vivir mejor y ser quien realmente somos, un ser humano completo.

Al placer de encontrarles para compartir este trabajo maravilloso.

Chandrakala